Si te hicieron la circuncisión cuando eras chiquito, tienes una gran ventaja ahora que tienes una vida sexual activa.
La buena noticia es que la circuncisión reduce de gran manera el riesgo de los hombres de padecer herpes genital, virus del papiloma humano (VPH) y virus de inmunodeficiencia humana (VIH), enfermedades de transmisión sexual (ETS) que no tienen cura.
Científicos han demostrado que la circuncisión disminuye en más del 50% el riesgo de los hombres de contraer el virus del sida.
Además de que reduce el riesgo de contraer herpes genital en casi un 25% y el de infección por virus del papiloma humano un 35%.
Sin embargo, los estudiosos del caso recomiendan que no por contar con la circuncisión se tener sexo sin protección.
Al contrario, la circuncisión no es un método para evitar contraer ETS, por lo que se debe practicar el sexo seguro para evitar contagiarse de enfermedades venéreas.