2La práctica de la partería ha resurgido en la actualidad para cubrir diversas necesidades de las mujeres gestantes que, de alguna manera, fueron invisibilizadas con el paso del tiempo.

Hoy las parteras resurgen desde la tradición y el respeto, muchas de ellas trayendo con su labor algunas de las costumbres que desde tiempos prehispánicos buscaban: un parto de bajo riesgo, y apoyo y dignidad a la parturienta y al recién nacido.

 

Algunas cosas que no sabías de las parteras

Te contaremos algunas cosas que no sabías de las parteras para que sepas un poco más sobre esta bella y necesaria práctica en las condiciones en las que vivimos actualmente, porque la sexualidad, la reproducción y la anticoncepción no se detienen con la pandemia.

 

1.Las parteras prestan servicios a mujeres que no pueden llegar a las instalaciones para el parto y trabajan con los sistemas de salud locales para entregar mensajes y productos anticonceptivos, para facilitar el espaciamiento de los nacimientos. Es decir, llevan métodos anticonceptivos para mujeres y/o sus parejas a donde la gente lo necesite o haya poco acceso a ellos.

En muchos países, la educación en enfermería y partería incluye asesoramiento y provisión de anticoncepción como DIU, píldoras, implantes e inyectables.

 

2.En la cultura náhuatl la partera era conocida como “ticitl”, un personaje de gran reconocimiento social.

De acuerdo a la Guía para la Autorización de las Parteras Tradicionales como Personal de Salud No Profesional, no sólo se encargaban de aconsejar y vigilar a la mujer durante su embarazo, y asistir el parto y el puerperio, sino que al casarse una pareja se invitaba a la partera a la boda y se hacía el compromiso de que ella los atendería, siendo ella quien entregaba a la novia a su prometido.

Según el artículo “¿Sabes cómo era la obstetricia prehispánica?” de Global UNAM, en la cultura mexica, la partera se metía con la mujer embarazada en un temazcal, cuando éste llegaba a la temperatura adecuada, la partera colocaba sus manos en el abdomen de la paciente para acomodar al bebé, lo que era llamado “palpación a humedad”.

 
3.De acuerdo con un artículo publicado en El Universal Oaxaca, el Sector Salud señala que a nivel nacional el número de mujeres que recurren a la partería para resolver su embarazo ha ido en aumento en la última década, considerando que en 2010 se atendieron 572 partos por medio de la partería, número que se incrementó 6 años después a 5,493 alumbramientos.
 
4.En entrevista para este mismo artículo, la doctora Zoila Ríos Coca, quien se dedica a la partería desde hace 30 años y opera en las instalaciones del Grupo de Estudio sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer), comenta que la partería es una opción para evitar que las futuras madres visiten hospitales durante la cuarentena vigente por la contingencia ante el COVID-19 y descargar un poco de la carga de trabajo del sector salud.

Refiere que, de acuerdo con la Secretaría de Salud, el 90% de los embarazos sanos culminan en partos sanos y naturales, por lo que insiste en que las mujeres pueden evitar asistir a los hospitales y buscar el acompañamiento de una partera.

 
5.De acuerdo al informe Partería en México se estima que con los recursos y plataformas docentes existentes en el país, México podría quintuplicar el número de parteras egresadas en poco tiempo, gracias a programas como el de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM y sus 17 programas afiliados, así como los nuevos programas en partería en Michoacán y Oaxaca.

Esta misma publicación afirma que para que las parteras atendieran el 20% de los 2,400,000 partos anuales (480,000 partos), México necesitaría por lo menos 2,700 parteras calificadas.

La información aportada por ésta investigación asegura que las mujeres que fueron atendidas por parteras destacaron el buen trato recibido, la enorme confianza y tranquilidad que la partera les infundió, así como las explicaciones y respuestas que la partera dio a sus preguntas y dudas.

 

La partería, una experiencia agradable

Estos datos y más se encuentran disponibles en diversas fuentes vía internet, ya sea de la Secretaría de Salud, organizaciones y asociaciones civiles, así como la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que puedas conocer más sobre cómo la partería ha dejado experiencias agradables sobre uno de los momentos de mayor impacto emocional, físico y sexual en una mujer: la anticoncepción, el embarazo, el parto y el puerperio.

Como siempre, te invitamos a informarte para que conozcas un poco más sobre tu salud sexual y reproductiva, sus cuidados y tratamientos. Recuerda que la información te dará una mejor oportunidad de decisión.

Referencias: 

Facultad de Medicina. UNAM. (Desconocido). ¿Sabes cómo era la obstetricia prehispanica? De Global UNAM Recuperado de: http://www.unamglobal.unam.mx/?p=31321

Fundación MacArthur. (2017). Partería en México. México: Management Sciences for Health.

International Federation of Gynecology And Obstetrics. COVID-19 Anticoncepción & Planificación familiar. Recuperado de: https://www.figo.org/covid-19-anticoncepcio%CC%81n-planificacio%CC%81n-familiar

Jiménez, C. (2020). Parir en casa, opción para dar vida en medio de la pandemia de COVID-19. De El Universal Recuperado de: https://oaxaca.eluniversal.com.mx/estatal/24-04-2020/parir-en-casa-opcion-para-dar-vida-en-medio-de-la-pandemia-de-covid-19

Secretaría de Salud. (Desconocido). Guía para la autorización de las parteras tradicionales como personal de salud no profesional. México: Secretaría de Salud.