¿Sabías que tanto la atención del parto como la planificación familiar forman parte de los derechos sexuales?
Por tal motivo, hablaremos un poco sobre las parteras, quienes son principalmente mujeres (aunque en algunos países hay hombres entrando a esta profesión) que se encargan no sólo de atender el parto, también de supervisar, brindar atención, orientación durante el embarazo, parto y período posparto.
Aunado a ello, el modelo de partería engloba a la salud mental y se relaciona con las emociones, por lo que se habla de un aspecto más integral.

 

La partería en México

En México se fundó la Comunidad de Partería, en donde más de 35 organizadores de la sociedad civil han trabajado para fortalecer estas prácticas y generar un impacto en cuanto a la salud materna de las mexicanas. Promueven el aprendizaje colectivo compartiendo experiencias sobre el sistema de salud y academias especializadas.

A partir del año 2015, se han centrado en el desarrollo de cuatro ejes estratégicos: formación, reconocimiento, marco legal y política pública e integración en el trabajo.

La Red Mexicana de Parteras Autónomas se encarga de atender la salud de las mujeres en casa. Integradas por 20 casas de partería, buscan promover partos en casa o en casas parteras y habilitar nuevos espacios para desarrollarlos, muchos de ellos, recuperando el conocimiento tradicional en temas de la reproducción, el alumbramiento y la anticoncepción postparto para el espaciamiento de los embarazos, apoyando así a la planificación familiar respetuosa e integral.

Ahora bien, es importante observar que México tiene una alta tasa de cesáreas, aproximadamente del 46%, por lo que es de destacar que la atención que se brinda en el modelo hospitalario se basa en un protocolo y no se centra en la persona, lo que puede dar lugar a la violencia obstétrica.

 

La partería como profesión

Si bien en algunos lugares se percibe a la partería como una práctica ancestral o se le relaciona con zonas marginadas, esto no es así, ya que desde hace tiempo se ha impulsado este ejercicio para promover la partería profesional y brindar apoyos en la salud reproductiva y materna.

Por ejemplo, la Fundación MacArthur llevó a cabo una investigación para diseñar e implementar un marco integral de evaluación, incluyendo a parteras profesionales que cuentan con títulos de enfermeras y a parteras técnicas, que se han formado en escuelas de partería, las cuales además de acompañar el proceso de embarazo, se capacitan en temas de puerperio, lactancia y anticoncepción.

En relación con esto último, la influencia activista busca que la generación de políticas públicas sea integral y equitativa, incluso con enfoque intercultural para que las mujeres tengan acceso a métodos anticonceptivos modernos que incluyan los de larga duración (como el DIU, que además es una opción libre de hormonas y que requiere una atención leve en comparación con los demás métodos anticonceptivos) y hagan uso de su libre elección.

La partera debe conocer las costumbres de la población, de esta forma se defiende la autonomía de la mujer de una manera informada con respeto y confianza.

 

Referencias: 

Atkin, Keith-Brown, Rees y Sesia (2017) Iniciativa de la Fundación MacArthur para promover la partería en México. Informe de Resultados de la línea de base. Recuperado de: https://www.macfound.org/media/office_article_pdfs/Linea_de_Base_Parteria__VERSION_COMPLETA_EN_ESP.pdf

Comunidad de Partería en México (s.f.) Quiénes somos.  Recuperado de: http://sitio.comunidadparteriamexico.org/quienes-somos/