¿Cómo se promueven los métodos anticonceptivos en México? Haciendo campañas divertidas

 

David Olson, periodista independiente, visitó una de las clínicas de la Red DKT en Iztapalapa. En su visita conoció a tres mujeres que deseaban usar un método anticonceptivo para espaciar el tiempo entre cada embarazo; ellas querían esperar 5 o 10 años para la llegada de su siguiente bebé.

El periodista pudo constatar de primera mano que las mujeres deseaban colocarse un DIU “porque son cómodos y seguros”. David reconoce que el cuidado de la salud sexual y reproductiva en el país es difícil de cuidar, especialmente para los adolescentes.

Sin embargo, la batalla no está perdida y DKT México sabe cómo lograr que haya una mayor apertura para el cuidado de la salud sexual. En 2015, se lanzó una campaña sobre planificación familiar de manera tradicional y formal con los adolescentes; fracasó, nadie acudió por un método.

De manera paralela, el éxito de las campañas de Prudence iba cada vez al alza y en 4 años se pudieron incrementar los números del uso del condón en los adolescentes. ¿Qué pasó? DKT México, a través de la marca de condones Prudence, habló a los jóvenes de manera divertida, abierta, centrándose en la desmitificación, hablaron de embarazo no planeado, hablar sobre las consecuencias en su plan de vida, cambió “planificación familiar” por “plan de vida” porque es más amplio.

Con mensajes divertidos y que llamaban la atención, han logrado captar el interés de los jóvenes a partir de las frases coquetas, el doble sentido y las palabras francas sobre sexualidad. Esto es un trabajo integral, además de transmitir un mensaje, se acompaña a los jóvenes en sus dudas y se les canaliza a clínicas a lo largo del país para que el esfuerzo se aterrice en acciones concretas.

David ahora conoce que DKT México pretende contribuir en un 4% de la protección de las parejas en México y continuar con la educación sexual para una salud integral.

 

¿Quieres conocer el artículo completo? Ingresa a

Ir al sitio