Uno de los grandes miedos del uso de los métodos anticonceptivos hormonales es el subir de peso. El cambio de peso es el segundo efecto secundario más frecuente de los implantes anticonceptivos, prácticamente todos los estudios muestran un aumento de peso. La mayoría mostró un incremento entre 0.4–1.5 kg al año, hasta 2.5 kg en mujeres chinas y 2.6–3.3 kg en mujeres adolescentes estadounidenses.

Pero esto le pasa a un 10% a 20.7% de las mujeres que lo utilizan. Es decir, como con todos los demás métodos anticonceptivos, los efectos dependen del cuerpo de las mujeres y su estilo de vida, en este caso, sus hábitos alimenticios y de actividad física.

Dentro de las causas de aumento de peso que no se encuentran en otros métodos anticonceptivos se han encontrado:

  • El efecto androgénico de la progestina
  • Retención de líquidos (que es improbable)
  • Cambio en el metabolismo basal

Efectos en el metabolismo de lípidos

En muchos estudios se ha visto una disminución del colesterol total y en los triglicéridos, los cuales tienden a retornar a su valor basal a los cinco años de uso; sin embargo, los resultados varían mucho en diferentes poblaciones, debido a características como la dieta, actividad física e incluso la ocupación.

Metabolismo de carbohidratos

Se ha demostrado un aumento leve, pero significativo, en los niveles de glucosa, en usuarias de implantes de levonorgestrel comparado con mujeres que utilizaban el DIU.

El implante anticonceptivo genera cambios en la sensibilidad de la insulina. Se ha evaluado el nivel basal de la insulina y a las ocho semanas posteriores a la inserción se encontró un aumento en la primera y segunda fases de respuesta a la insulina, con un aumento de glucosa corporal total, lo que indica una disminución de los receptores de la insulina.

Otros cambios metabólicos

En las hormonas tiroideas, así como con otras hormonas, no existen cambios significativos, por lo que el metabolismo de la mujer básicamente continúa de la misma forma que antes de la inserción del implante. Así que, no hay un cambio en el resto de las hormonas que existen en nuestro cuerpo.

¿Qué puedo hacer para evitar subir de peso?

Recuerda llevar una vida saludable con hábitos alimenticios y de actividad física que te permita mantener a raya esos dos kilos que puedes llegar a subir por utilizar el implante anticonceptivo.

Fuente: Montenegro–Pereira, E., Lara–Ricaldeb, R. y Velásquez–Ramírez, N. (2005). Implantes anticonceptivos. Perinatol. Reprod. Hum. vol.19 no.1 México mar.