¿Qué tipos de vulva hay y cuántos tamaños de útero existen?

Pensar en qué tamaño debería de tener tu vulva o útero es un tema que puede generar cierta preocupación por saber si es normal o no, qué aspecto debe tener, a qué debe oler, cuál color es el normal, de qué tamaño es una vulva, vagina o útero promedio, etc.

Tantas son las dudas que incluso se ha instaurado un Día por la visibilización de la Vulva, que se celebra el 6 de marzo.

Los genitales (vulva o pene) son diversos en forma, tamaño, color y hasta textura y, aunque tengan las mismas partes anatómicas, puedes observar que existen formas diferentes en cada persona. Algo similar ocurre con los rostros: tienes ojos, nariz, boca, pero ningún rostro es igual a otro (incluso en los gemelos).

¿Existen vulvas diversas?

A continuación te presentamos algunas características que puedes encontrar en la amplia variedad de vulvas que te podrían parecer extrañas si sólo has visto vulvas en el porno o en algún esquema en los libros. Todas las variedades son sanas, bellas y capaces de sentir mucho placer.

Si tienes una vulva, no olvides utilizar un espejo para conocer esta parte de tu cuerpo, la autoexploración es importante:

  • La zona del capuchón (donde se juntan los labios menores) es más grande y cubre al clítoris, por lo que podrás utilizar tus dedos para poder encontrarlo.
  • Vulva que sobresale y deja al descubierto el clítoris, incluso éste puede ser más grande y más fácil de encontrar.
  • Labios menores estrechos, puede verse como si estuviera cerrada, sin embargo, no es impedimento para disfrutar de tu vida sexual, a menos que el introito vaginal esté tan cerrado que cause dolor en la penetración. Si es el caso, debes acudir con tu ginecólogo para identificar alguna complicación y darle tratamiento.
  • Puede haber vulvas con labios menores mucho más grandes que los menores, incluso puedes verlos como si fuesen unas alas abiertas; el clítoris queda un poco oculto, no obstante, al ser estimulado será más fácil de ver.

¿Existen diferentes tipos de útero?

El útero de una mujer que no ha tenido hijos o embarazos mide aproximadamente 8 cm x 5 cm x 3 cm (longitud, ancho y grosor). Las imágenes que vemos en los diagramas, esquemas y hasta monografías lo hacen ver enorme, pero este es el tamaño promedio.

En realidad, el útero es como del tamaño del puño de la mujer cuando está a punto de menstruar (por la inflamación que tiene del endometrio) y tiene un tamaño más pequeño el resto del ciclo. Suele dibujarse como si fuera un triángulo abriendo los brazos, cuando en realidad es un órgano que casi todo el tiempo está “acostado”.

Cuando existen malformaciones, el útero se ve normal por fuera pero internamente la cavidad es más estrecha y las paredes son más gruesas. También puede encontrarse internamente como una división, parcial o con dos cavidades, como si tuviera una línea en la mitad. La prevalencia de alteraciones anatómicas del útero es casi del 5.5%, sin embargo, esto no predice o incrementa la frecuencia de infertilidad.

Finalmente debes saber que las malformaciones son asintomáticas, esto quiere decir que no se tiene ninguna molestia. La mayoría no tiene problemas médicos ni reproductivos, por lo que consultar con tu ginecólogo es la mejor forma de saber qué pasa con tu útero.

En las revisiones o colocaciones de dispositivos intrauterinos (DIU) los médicos suelen darse cuenta de alguna anomalía y te la harán saber para buscar una alternativa anticonceptiva ideal para ti.

Recuerda que cada cuerpo es diferente y sólo un profesional de la salud puede orientarte de acuerdo a tus necesidades e historia clínica sobre qué método anticonceptivo puedes utilizar.

Nosotros te podemos ayudar con orientación al respecto a través de nuestro WhatsApp al 55 6066 8942.

Por último, queremos recomendarte un libro que justamente trata de hacer un trabajo colectivo y educativo en pro de visibilizar la vulva, que trabaja desde la reconstrucción no sólo social sino también emocional y de integración de esta parte del cuerpo a la salud, placer y autoconocimiento desde la aceptación y el autocuidado.

Busca el libro “Yo amo mi vulva” de Silvia Maza, Dina Cedano y Liz Cabrel, y recorre sus páginas en donde podrás encontrar fotos de vulvas con su respectiva historia. ¡Te encantará si tienes una!

Referencias:

Bayonas, A., Brasch, J. y Salvador, Z. (2018). Medidas del útero normal. Recuperado de: https://babygest.com/es/factor-uterino/medidas-del-utero-normal/

Gynea (2019). Tipos de útero y malformaciones uterinas. Recuperado de: https://www.gynea.com/blog/fertilidad/malformaciones-uterinas

Maza, S., Cedano, D. y Cabrel, L. (2010). Yo amo mi vulva: conoce el tesoro que da vida. Mandala ediciones.

Medrano-Uribe*, F., Enríquez-Pérez, M. y Reyes-Muñoz, E. (2016). Prevalencia de las alteraciones anatómicas uterinas en mujeres mexicanas con pérdida gestacional recurrente (PGR). Gaceta médica de México. Recuperado de: https://www.anmm.org.mx/GMM/2016/n2/GMM_152_2016_2_163-166.pdf

Planned Parenthood (sin fecha). Mi vulva y mi vagina, ¿son normales? Recuperado de: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/para-adolescentes/pubertad/mi-vulva-y-vagina-son-normales

 

Compartir en:
Enviar mensaje whatsapp