El ciclo menstrual y las fases lunares

La vida es cíclica y ejemplos de esto los podemos encontrar tanto en el macro como en el microcosmos. Todo, invariablemente, comienza, se desarrolla y termina; es una de las pocas certezas que tenemos y como civilización nos valemos de ella desde el inicio de nuestra historia.

Conocer los procesos vitales nos ha ayudado, y lo sigue haciendo, a proyectar, planear y sanar. Sabemos que el ciclo lunar tiene una enorme influencia en nuestro planeta y todo lo que existe aquí, especialmente en los océanos y definitivamente, en las mujeres.

 

Relación entre el periodo menstrual y el ciclo lunar

Históricamente, la luna es un cuerpo celeste íntimamente ligado a lo femenino; diosas de la luna han existido miles, como Abuk, Selene, Ishtar y Metztli. Las características asociadas a este astro —lo sentimental y emocional, los cuidados, la fertilidad, el amor, la creatividad, las artes y la sabiduría— son también atributos que se esperan y relacionan con las mujeres. Esta relación no es gratuita, pues, así como la luna tiene su ciclo, las mujeres tenemos el nuestro.

La similitud más clara entre los ciclos es su duración; en promedio ambos duran de 28 a 30 días —aunque en algunas mujeres el ciclo menstrual puede durar hasta 40 y es completamente normal—; además, ambos ciclos se dividen en 4 partes o fases.

 

Vínculos entre las 4 fases del ciclo menstrual y el lunar

La fase preovulatoria es cuando un folículo (se encuentran dentro de los ovarios) madura; la producción de estrógeno estimula los pechos y las paredes del útero. A la par de la ovulación se encuentra la luna en cuarto creciente, el comienzo.

Durante esta parte del ciclo puedes sentirte con más energía de lo normal, más agudeza mental e ideas más creativas, por lo que es un buen momento para dirigir tu enfoque a comenzar nuevos proyectos, planificar, proponer soluciones y organizar.

Los días más fértiles en una mujer se dan a la mitad de su ciclo, más o menos del día 14 al 16; es aquí cuando el folículo maduro es proyectado a las trompas de Falopio, donde el útero lo espera con las condiciones idóneas para la fecundación. Durante esta fase, relacionada con la luna llena, puede que tengas muchos antojos, estés ligeramente más distraída y te duelan los pechos.

En esta fase eres más social y buscas cercanía emocional y experiencias placenteras; tu empatía se intensifica y tu escucha se vuelve más activa, por lo que es un gran momento para fortalecer tus vínculos interpersonales y crear nuevos lazos.

Si el óvulo no fue fecundado se va a deteriorar, lo que disminuirá la producción de progesterona y estrógenos; ésta es la fase premenstrual, relacionada con el cuarto menguante. Lo más probable es que a lo largo de estos días sientas mucha fatiga, hambre, te duela la cabeza y te sientas más irritable y/o ansiosa. En este punto ambos ciclos invitan a la autorreflexión, al análisis y al autocuidado.

Comienza la menstruación, relacionada a la luna nueva, y esta etapa dura de 5 a 7 días. Muchas mujeres experimentan cólicos, dolores de espalda, de riñón, migrañas, entre otros síntomas.

En estos días vivirás tus emociones de manera más intensa, casi sobrecogedora; para muchas mujeres esta etapa es de purificación, que también implica pérdida y luto. Más que crear y producir, éste es el tiempo para conectar con tu espiritualidad, con lo que te pide tu cuerpo, para dejarte sentir.

Aprovecha esta profunda introspección para pensar en tus sueños, en tus metas y con qué aspectos de tu vida ya no quieres cargar. Éste es momento para dejar ir, pues sólo así pueden comenzar cosas nuevas.

Nuestro cuerpo es muy sabio y fuerte, es nuestro vehículo con la vida. Por vergüenza y culpas injustas, muchas sufrimos una enorme desconexión con él desde pequeñas, sobre todo con nuestra menstruación que, aún en nuestros días, sigue siendo un tema tabú.

Ya es hora de deshacernos de estos prejuicios y ligarnos nuevamente a la naturaleza, entender sus procesos y su dinamismo. Te recomendamos llevar un calendario lunar para que mantengas un registro de cómo te sientes en las distintas fases de ambos ciclos y así potencializar lo que la luna y tu cuerpo te ofrecen.

Si quieres ahondar un poco más en el tema, te recomendamos Luna Roja de Miranda Gray, en donde la autora nos platica la naturaleza cíclica y única que posee cada mujer. Porque, sí, también es importante contemplar nuestro ciclo menstrual de una manera diferente, ancestral y mágica.

Recuerda que para nosotros es importante todo lo relacionado a tu salud y sexualidad, así que si tienes dudas, envíanos un WhatsApp al 55 6066 8942 para que te asesoremos sobre este tema o bien, apoyarte a elegir el método anticonceptivo ideal para ti. ¡Tú decides!

 

Referencias:

La Vanguardia, La menstruación, el poder de las mujeres, visitado por última vez el 26 de marzo de 2021, https://www.lavanguardia.com/vivo/20181006/452176381816/menstruacion-superpo der-mujeres.html

 

SensualIntim, ¿Cómo afecta la luna nuestra menstruación?, visitado por última vez el 26 de marzo de 2021, https://sensualintim.com/como-afecta-la-luna-a-nuestra-menstruacion/

 

Mujer Cíclica, La danza entre el ciclo menstrual y la luna: descubrir nuestra propia sintonía, visitado por última vez el 26 de marzo de 2021, https://mujerciclica.com/2015/02/11/la-danza-entre-nuestro-ciclo-menstrual-y-la-luna-descubrir-nuestra-propia-sintonia/

Compartir en:
Enviar mensaje whatsapp