Cada persona ha pasado por el cuidado de enfermería a la largo de su vida, incluso desde el momento del nacimiento. En México, el seis de enero se celebra el día de la enfermera, en virtud de que el médico José Villagrana, director del Hospital Juárez de México, calificó como un “regalo de reyes” para los pacientes la presencia de estos seres humanos tan especiales.

Isabel de Cendala es considerada la primera enfermera sanitaria de Iberoamérica, debido a que en 1804, Carlos IV  la envió al doctor Francisco Palma con 22 niños con viruela e inocularla de brazo en brazo y vacunar a las Américas.

En México, tras la inauguración en 1905 del Hospital General se inició el adiestramiento formal de enfermeras; dos años más tarde, en ese mismo nosocomio, el 9 de febrero de 1907 se fundó la Escuela de Enfermería.

En 2009, se registraban 302 mil personas dedicadas a la enfermería; alrededor de 9 de cada 10, son mujeres. La edad promedio de las enfermeras y los enfermeros generales es de 38 años y su promedio de escolaridad es de 12.2 años de estudio. Siete de cada diez enfermeras y enfermeros residen en localidades de 100 mil y más habitantes y uno de cada diez, en localidades rurales. Cerca de 9 mil personas de enfermería hablan algún idioma diferente al español.

La práctica de la enfermería ha estado, a lo largo de la historia, totalmente vinculada al cuidado de los procesos de embarazo, parto y puerperio, otros tienen el doble oficio de enfermería y partería. Lo cual, pone a las personas en el momento justo para aprender el funcionamiento del cuerpo masculino y femenino, así los cambios que este pasa durante la edad reproductiva.

Así, hoy por hoy  el personal de enfermería tiene una gran influencia en la decisión de protección y uso de métodos anticonceptivos que  se necesitan en la edad fértil. Ellos son quienes cuidan, acompañan, miran la angustia, felicidad, tristeza e incluso enojo de quienes reciben la noticia de un embarazo, nacimiento o interrupción del embarazo; y quienes están más tiempo con mujeres y hombres permitiendo conocer su historia y tener un mayor acercamiento por empatía que ayuda en el alivio del dolor.

En la práctica de DKT México a lo largo de estos ya casi 18 años en México, nos hemos encontrado frente a frente con excelentes personas dedicadas a la enfermería que han sabido acompañar a las mujeres, parejas y adolescentes en el cuidado y seguimiento de la salud sexual y reproductiva. Este maravilloso personal  ha sido de gran apoyo para que cada vez más personas puedan elegir un método anticonceptivo que vaya con su estilo de vida, historia clínica y sobre todo, el derecho a la libre elección basada en la información científica y de calidad.

Es por esto que hoy, 6 de enero, queremos agradecer a estos seres humanos dedicados a la enfermería que  han hecho una gran labor de consejería en anticoncepción y honrar que, gracias a su dedicación, la salud de los mexicanos se encuentra en buenas manos. Si te dedicas a esta noble profesión, te pedimos que nos escribas para brindarte el apoyo necesario para que tu consejería en anticoncepción y planificación familiar sea eficiente y de calidad. Nosotros sabemos lo arduo que es el trabajo y la necesidad que tiene la población a la accesibilidad de los métodos anticonceptivos de calidad, a precio accesible y que se coloque, recete  o aplique en una unidad de salud amigable, confiable y cálida. Mándanos un mensaje al 55 6066 8942.

Referencias:

100 años de la enfermería en México (2009). Recuperado de: http://enfeps.blogspot.com/2009/04/100-anos-de-la-enfermeria-en-mexico.html

Hernández, N. (s/f). Historia de la enfermería en México. Recuperado de: http://www.aesculapseguridaddelpaciente.org.mx/docs/articulos/HISTORIA-DE-LA-ENFERMERIA-EN-MEXICO.pdf