Sabemos que es un poco incómodo tener relaciones cuando te estás acostumbrando a tener un dispositivo en el útero. Si bien, el pene no llega hasta donde se encuentra alojado tu DIU, aun así, la inflamación puede ser un poco incómoda e incluso hay chicas que sienten dolor cuando las penetraciones son muy profundas y lograr apretar un poco al útero que recién se está adaptando al nuevo dispositivo.

 

Paras esas primeras semanas de adaptación te recomendamos tener relaciones sexuales y penetración con algunas posiciones sexuales que no comprometan una penetración profunda. Tu pareja y tú tendrán que ponerse de acuerdo desde antes de iniciar la acción para que no termines incómoda y molesta si a él de pronto se le pasa la mano con la emoción y su pene lastima tu cérvix sensible.

Aquí te dejamos algunas posiciones sexuales que te ayudarán a seguir disfrutando sin molestia:

Vaquera. Él debe recostarse y ella lo monta. Así ella tiene el control de la profundidad y ritmo. Es la más recomendada porque es ella quien sabe qué es lo que siente y hasta dónde se siente cómoda con la penetración.

Misionero. Sí, esa posición clásica será tu mejor aliada al momento de tu adaptación. Ella recostada con las piernas abiertas y flexionadas, él sobre ella para poder mirarse a los ojos y ver las expresiones para identificar molestia o agrado.

Cucharita. Aprovecha el tiempo de frío para recostarse de lado y que ella de la espalda a él. Una penetración por atrás con movimiento limitado no sólo ayuda a mantener una intimidad más sólida y tierna, también permite una penetración leve que ambos disfrutarán.

Ella con las piernas cerradas recostada boca arriba. Es una variación del misionero y las piernas de ella ayudarán a dar una presión especial al pene para disfrute de ambos.

 

Tijera. Esta posición es poco usual y requiere de mucha coordinación entre ambos. Lo que deben hacer es quedar entrelazado por las piernas para poder rozar sus genitales o realizar la penetración. El contacto más íntimo será sólo de los genitales, el resto del cuerpo queda libre, pero poco accesible a la pareja.

Tetris. Ella está recostada de espaldas, una de sus piernas estirada y la otra doblada. Él, sentado con las piernas flexionadas sobre la pierna estirada de ella y debe colocar una de sus piernas por debajo del muslo de ella, él se apoya hacia atrás con las manos para evitar empujar demasiado profundo.

Love Seat. La mujer utiliza los muslos de él, reclinado como una silla, y sus rodillas como respaldo. Para mantener una buena estabilidad durante la posición, se debe tomar por las muñecas uno del otro.

Perrito abrazando a la pareja: La posición de perrito suele ser de las preferidas, pero es una penetración profunda (quizá por eso nos gusta tanto) y en el caso de los primeros días con el DIU quizá sea incómoda. Lo único que tienes que hacer es que él abrace por detrás a la pareja para minimizar la profundidad y fuerza de la penetración.

 

Recuerda que, aunque ya tienes un método de planificación familiar, todavía te tienes que cuidar de las ITS. Así que te recomendamos seguir usando condón en cada relación sexual para que puedas disfrutar de tu vida sexual sin preocupaciones.