Lo primero que tenemos que tener en cuenta es a qué píldora nos referimos. En esta ocasión hablaremos de la píldora que se toma diario y no a la que se utiliza de emergencia cuando el método regular ha fallado. Recuerda que la eficacia de las píldoras, cuando las tomas de acuerdo a las indicaciones, es de 92 a 99%. Su efectividad depende completamente del uso correcto y de que tengas mucha disciplina.

Las píldoras anticonceptivas que son combinadas contienen dos hormonas: estrógeno y progestágeno. Se presentan en pequeñas pastillas con microdosis que disminuyen los efectos no deseados de las píldoras que son de una sola hormona.

Las presentaciones pueden variar: 21 y 28 pastillas, así como en:

1) monofásico (misma cantidad de dosis en todos los comprimidos)

2) bifásicos (varía la dosis hormonal de los primeros comprimidos a los últimos)

3) trifásicos (presentan distintas dosis, dependiendo de la fase del ciclo menstrual, ajustándose más al ciclo fisiológico.

Todas las presentaciones vienen por mes y te recomendamos comprar al menos tres cajitas cada vez que vayas a la farmacia para que las prisas no te agarren cada fin de mes. La primera toma de la píldora tiene que coincidir con el primer día de sangrado menstrual.

El mejor horario para tomarte la píldora anticonceptiva es a por las noches antes de dormir entre 9:00 y 11:00 pm, es común que vayamos a dormir más o menos a la misma hora y eso ayudará a crear un hábito si lo combinas, por ejemplo, con ponerte el pijama o lavarte los dientes antes de ir a la cama.

¿Qué medicamentos reducen la efectividad de la píldora anticonceptiva?

• Antibióticos: Rifampicina, Penicilina, Amoxicilina, Ampicilina, Tetraciclina, Cotrimoxazo, Griseofulvina, Nitrofurantoina, Metronidazol, Miniciclina.
• Anticonvulsivantes: Fenibarbital, Fenitoína, Topiramato.
• Benzodiacepinas: Alprazolam, Diazepam.
• Inhibidores de la bomba de protones: Lansoprazol, Pantoprazol, Omeoprazol.

No sólo los medicamentos y el mal uso pueden disminuir la efectividad de la píldora, también lo puede hacer que tengas algún nivel de obesidad. Cuidar tu salud integral también es parte de la sexualidad por lo que puedes ver en este artículo.