En el mes de octubre de este año, se publicó en el periódico El Universal la nota titulada “El IPN desarrolla una vacuna nasal contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). La finalidad es controlar y eliminar el virus a través del aumento de la inmunidad celular y humoral.

Para obtener la vacuna se realizó un modelo molecular en programas bioinformáticos donde es posible observar el orden que ocupa cada elemento del antígeno en tercera dimensión para analizarlo de una manera más detallada y agregar otros elementos.

En el Laboratorio de Bioinformática y Diseño de Fármacos se realizan experimentos “virtuales”, orientados a obtener la proteína gp120 del CIH, la cual se manda sintetizar y se prueba en ratones para ver si es capaz de activar el sistema inmunológico y producir anticuerpos.

El proyecto utiliza células dendríticas debido a su capacidad para regular la respuesta inmune. Éstas pueden ser obtenidas vía sanguínea para recibir un “entrenamiento molecular” y regresar al paciente del que fueron extraídas con la finalidad de actuar como antígenos del VIH (utiliza la misma sangre para evitar rechazo del organismo).

Los resultados con ratones han dado una gran esperanza en su eficacia. En lo que esta vacuna se encuentra totalmente diseñada, es muy importante que sigamos previniendo más infecciones con el uso regular del condón.

#PonteUnCondón