Métodos anticonceptivos de nueva generación: diferencias y beneficios del DIU y el SIU

Entre los métodos innovadores para disfrutar nuestra sexualidad y evitar embarazos no planeados están los anticonceptivos intrauterinos: el DIU (Dispositivo Intrauterino) de cobre con núcleo de plata y el SIU (Sistema Intrauterino) hormonal.

Aunque tienen una larga historia, estos métodos anticonceptivos se han renovado para ser cada vez más efectivos y  brindar beneficios adicionales como la duración, la discreción y la comodidad.

A pesar de ser muy parecidos en su forma de “T” y ambos colocarse en el útero, el DIU y el SIU poseen diferencias significativas, por lo que es importante que sepas a cuál eres candidata con ayuda de un profesional de la salud.

 

¿Cuáles son las diferencias entre el DIU y el SIU?

 

1. Hormonas

La principal diferencia entre un DIU y un SIU son las hormonas.

En el caso del DIU, contiene una parte metálica de cobre y también puede ser de tener un núcleo de plata con efecto antimicrobiano, que actúa de forma local y produce un cambio en el ambiente uterino para que los espermatozoides no lleguen al óvulo, evitando la fecundación.

Por su parte, el SIU es un sistema que libera dentro del útero una hormona llamada progestina, la cual también produce un ambiente hostil para el espermatozoide, lo que hace complicado que llegue al útero y lo fecunde.

 

2. Quién usa SIU y quién DIU?

Existen personas con un perfil clínico específico para cada uno de estos anticonceptivos.
El SIU lo puede utilizar cualquier mujer que su cuerpo se adapte a las hormonas y cuyo sangrado es abundante ya que este sistema disminuye el sangrado menstrual, sin embargo, no se recomienda en personas que padecen cáncer de cuello uterino, endometrio o de mama, trombosis, problemas cardiacos, hipertensión o que estén bajo tratamiento antidepresivo.
El DIU lo pueden utilizar mujeres que no pueden o quieren utilizar hormonas, pero no es recomendable si se presenta un sangrado menstrual con hemorragias o demasiado abundante, además de cólicos fuertes que no sean tratables con algún analgésico.

 

3. Efectos secundarios

Los efectos secundarios cambian en estos métodos dependiendo del cuerpo de cada mujer: con el DIU puedes experimentar aumento de cólicos, sangrado menstrual e inflamación uterina; con el SIU se pueden presentar dolores de cabeza, hinchazón en los pechos y sangrado menstrual intermitente.

 

¿Qué ventajas tengo de usar un DIU y un SIU?

El DIU y el SIU son considerados métodos anticonceptivos reversibles de larga duración y tienen una efectividad del 99%, lo que te permitirá experimentar la seguridad de no embarazarte en un periodo de 4 a 5 años.

Una ventaja específica del SIU es que si tienes sangrado menstrual abundante y doloroso, puede servirte como una terapia que ayudará a controlar estos padecimientos.

Es recomendable que lo combines siempre con el uso de condón, ya que ninguno de los dos previene infecciones de transmisión sexual.

Una vez que te coloques el SIU o DIU deberás realizarte una revisión al mes, a los tres meses y al año de colocación; es muy importante que lo hagas para que tu método anticonceptivo mantenga su efectividad o, en caso de existir alguna anomalía, detectarla a tiempo.

Así que ya sabes, si buscas un aliado para la anticoncepción,  el DIU o el SIU, son sinónimo de comodidad y discreción para tu vida sexual.

Si quieres conocer más sobre estos métodos anticonceptivo o colocártelos, no dudes en acercarte a nosotros a través de nuestro número de WhatsApp: 5560668942, ahí podremos darte consejería y asesoría.

Referencias:

French  R, Sorhaindo  AM, Van Vliet  HAAM, Mansour  DD, Robinson  AA, Logan  S, Helmerhorst  FM, Guillebaud  J, Cowan  FM, Progestogen‐releasing intrauterine systems versus other forms of reversible contraceptives for contraception, Cochrane Database of Systematic Reviews 2004, Issue 3. Art. No.: CD001776. DOI: 10.1002/14651858.CD001776.pub2.

Compartir en:
Enviar mensaje whatsapp