Anticonceptivos inyectables, de los más eficaces

 

Los métodos anticonceptivos son igual de antiguos que la humanidad; parece que la planificación familiar es una pieza clave en la creación de nuestra civilización.

Conforme avanza el tiempo guardamos más conocimientos, nuestra tecnología mejora y nuestra aproximación al mundo se afina. El conocimiento del cuerpo es cada vez más extenso, lo que permite la creación de nuevos métodos para mejorar nuestras vidas.

Por ello, conforme fueron pasando los siglos, encontramos nuevos y más eficaces métodos anticonceptivos.

Dentro de las múltiples opciones que existen para la anticoncepción, los más usados a nivel mundial suelen la esterilización femenina (ligadura de tubas uterinas), la píldora anticonceptiva y el DIU.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2018 el 3.7% de las mujeres mexicanas en edad reproductiva (de los 15 a los 49 años) recurrieron a la ligadura de tubas uterinas, el 11.4% al DIU y el 7.6% el condón masculino/externo; a pesar de ser un método altamente eficaz y discreto, sólo el 3.7% de las mexicanas usan anticonceptivos inyectables.

¿Qué son los métodos anticonceptivos inyectables?

Como su nombre lo indica, la inyección anticonceptiva es un método hormonal que se aplica de manera intramuscular, las hormonas que contiene son la progesterona y estrógeno, que naturalmente nosotras producimos. La progesterona previene la ovulación, espesa el moco que produce el cuello uterino, evitando que el esperma pase y fecunde al óvulo y por último adelgaza la pared del endometrio, evitando un embarazo.

La inyección debe colocarse inmediatamente después de su preparación, preferentemente en los glúteos. Para asegurar su eficacia y que la aplicación sea correcta, lo más recomendable es acudir a un consultorio médico para que un profesional de la salud la administre.

 

¿Cómo se aplican los anticonceptivos inyectables?

Al ser un método hormonal, es importante mantener un registro de cada cuándo aplicarla para que sea efectiva. Los inyectables se deben aplicar entre el primer y quinto día del periodo menstrual, tomando en cuenta, que entre más alejada esté su aplicación del primer día su efecto anticonceptivo puede variar. En el caso de que no se administre en el día indicado, deberás esperar hasta tu siguiente regla para retomarla.

No olvides usar otro método durante esa pausa para prevenir un embarazo, se recomienda el uso de preservativo y la doble protección siempre para prevenir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

 

¿Qué tipos de inyección anticonceptiva existen?

Existen tres tipos: la que se aplica cada mes; la bimestral (cada dos meses) y la que se aplica trimestralmente (cada tres meses). La diferencia entre ambas radica en las hormonas que emplean y en sus cantidades; la mensual contiene progesterona y estrógeno, lo mismo que la bimestral, mientras que la trimestral contiene sólo progesterona. Te recomendamos utilizar alguna alarma o recordatorio para que te la apliques y no se te pasen los primeros días de colocación.

La inyección mensual la pueden usar mujeres en edad reproductiva a partir de su menarquia (inicio de menstruación) y la trimestral puede ser usada después de los 18 años, tomando la asesoría medica por un especialista.

Beneficios del inyectable mensual de nueva generación.

Además de evitar embarazos, la inyección mensual anticonceptiva te brinda los siguientes beneficios:

  • Aminora molestias por cólicos.
  • Aminora molestias en las mamas.
  • Reduce la duración del sangrado menstrual y el volumen del flujo.
  • Regula el ciclo menstrual.

Es importante recordar que los métodos actúan y se adaptan de distintas formas dependiendo cada cuerpo.

¿Qué hay de los efectos secundarios?

Sabemos que cualquier tipo de medicamento o tratamiento tiene efectos secundarios diferentes en las personas que los consumen y lo anticonceptivos inyectables no son la excepción. Es importante recordar que una evaluación médica determinará el método ideal a utilizar.

Algunas mujeres presentan sangrado entre menstruaciones y otras dejan de menstruar, también reportan sensibilidad en los senos, náuseas, dolor de cabeza, manchas en la piel, cambios en su peso y, en algunas ocasiones, depresión. Como ya lo mencionamos esto depende de cada cuerpo.

La inyección anticonceptiva es un método seguro para prevenir embarazos no planeados; su aplicación es sencilla y espaciada, además de que es muy discreta. Puede usarse hasta por cinco años y la fertilidad regresa de manera casi inmediata después de suspender su uso. Si bien muchas mujeres pueden usarla, no se les recomienda a aquellas que tienen problemas de coagulación, osteoporosis, diabetes, hipertensión, colesterol alto y obesidad, todo esto lo debes de revisar con tu profesional de la salud.

Tú salud es lo más importante, si tienes dudas escríbenos un WhatsApp al 55 6066 8942 para que te asesoremos sobre éste y otros métodos anticonceptivos. ¡Tú decides!.

 

Referencias:

DKT México, Conoce las ventajas de la inyección anticonceptiva, visitado el 5 de marzo de 2021: https://www.dkt.com.mx/Blog/conoce-las-ventajas-de-la-inyeccion-anticonceptiva/

IMSS, Anticoncepción Hormonal Inyectable, visitado el 5 de marzo de 2021: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/planificacion-familiar/hormonal-inyectable 

 

Planned Parenthood, Inyección Anticonceptiva, visitado el 5 de marzo de 2021: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/inyeccion-anticonceptiva

 

Verne, El condón no es el rey de los anticonceptivos: una vuelta al mundo por los más utilizados, visitado el 5 de marzo de 2021: https://verne.elpais.com/verne/2020/02/27/articulo/1582789854_505545.html

 

ONU, World Contraceptive Use, visitado el 5 de marzo de 2021: https://www.un.org/development/desa/pd/data/world-contraceptive-use

Compartir en:
Enviar mensaje whatsapp