La importancia de la partería en México

¿En qué piensas cuando se habla de un parto? Lo más probable es que lo primero que se te venga a la mente es un hospital. Y, aunque para nosotros lo “normal” es atender los partos en hospitales, durante casi toda la historia de la humanidad quienes se encargaban (y se siguen encargando) de los nacimientos son las parteras.

A pesar de que las parteras llevaban siglos manejando y estudiando los partos, en el siglo XX la batuta se le confirió a los hospitales y a los médicos. En los últimos años han habido avances en la cobertura y calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva, pero en México aún encontramos trabas y enormes brechas en el acceso a una atención calificada en salud materna.

Los saberes ancestrales de la partería

Los conocimientos de la partería, que son casi tan antigüos como la humanidad misma, sobrevivieron hasta nuestros días porque se transmitieron de generación en generación. Poco a poco las parteras de todas partes del mundo fueron recabando información y documentando el proceso del parto para que cada vez fuera más seguro e higiénico, tanto para la madre como para el bebé.

Apoyadas por la herbolaria, otro ancestral conocimiento, y por la evidencia que fueron recogiendo, las parteras tradicionales contaban con un enorme prestigio y un vasto conocimiento sobre el cuerpo y la salud de las mujeres, además de atender también su salud sexual y reproductiva después del parto.

Aquí cabe aclarar que hay dos tipos de parterías: la ancestral empírica (se vale de la experiencia de las parteras) y la partería profesional (basada en conocimientos científicos).

 

La partería en México

En México, ya para el siglo XIX, las parteras contaban con una larga historia y un inmenso prestigio en cuanto al desarrollo de la práctica; de hecho, en 1833 nació la partería profesional con una cátedra de partería asociada con la carrera de Medicina y cirugía.

Pero, como ya se mencionó, este panorama cambia (y bastante rápido) una vez comenzado el siglo XX. Los médicos tomaron el control de la salud sexual y reproductiva de las mujeres mientras que se desestimaba la práctica de la partería tradicional.

Entre 1960 y 1980 se eliminaron en el país las plazas en los hospitales para las parteras y se les capacitó en planificación familiar y en parto seguro para cubrir zonas rurales. Aunque la formación de parteras tradicionales en procedimientos seguros continuó, no se les reconoció sus capacidades clínicas y su importancia tanto histórica como socio-cultural.

Ahora, México se enfrenta a que el 96% de los partos se atienden en hospitales; como consecuencia, los servicios se saturan constantemente, poniendo en riesgo a la madre y al bebé, además de que puede provocar situaciones de violencia obstétrica. México es el 4° lugar a nivel mundial y el 2° en América Latina en tasa de cesáreas, procedimiento que ha aumentado un 50% durante los últimos 15 años.

Este problema no afecta a todas las mujeres de la misma manera: hace una década (en 2012) el riesgo de morir de las mujeres en los 100 municipios más pobres del país por una causa relacionada al embarazo, el parto o el puerperio era cinco veces mayor, mientras que para las mujeres indígenas era de tres veces.

Por eso es tan importante apostar de nuevo por la partería como opción segura y viable para el parto, ya que muchas de estas muertes se evitarían con el acceso a una atención calificada antes de la concepción y durante el embarazo, el parto y el puerperio. Sin embargo, la realidad de México no es así: los proveedores calificados cubren apenas el 61% de las necesidades en salud materno-neonatal.

Si bien, el Gobierno de México ha intentado impulsar de nuevo la partería para satisfacer las necesidades de todas las mujeres y personas embarazadas. Las

parteras tradicionales aún se enfrentan a discriminación, falta de recursos y malas condiciones tanto de contratación como de remuneracción por su trabajo.

Tanto en nuestro país como en muchos lugares del mundo la profesionalización de la partería ha sido una estrategia efectiva para reducir el porcentaje de muertes maternas; de hecho, la partería profesional está regulada a nivel global por la Confederación Internacional de Matronas (ICM), símil de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia o la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología.

Apoyar e impulsar la partería es coadyuvar a las mujeres y a las personas con la capacidad de gestar, pues al centro de todo el proceso deben de estar ellas, su seguridad y su salud sexual y reproductiva, durante y después del embarazo. Es por esto que debe haber un esfuerzo comunitario por reconocer a las parteras como profesionales proveedoras completamente capaces de atender la salud de las mujeres.

Es muy importante enfatizar que las parteras profesionales cuentan con todas las calificaciones y competencias técnicas para atender la salud sexual de las mujeres y personas gestantes, desde la planificación familiar, pasando por la vigilancia prenatal, hasta el parto. Actualmente la Secretaría de Salud está trabajando en un modelo de partería para la atención humanizada del parto.

Así como eres libre de elegir con quién te relacionas sexoafectivamente, cómo y cuándo formarás una familia y con qué método anticonceptivo te vas a cuidar (ya sea que tengas hijos o no), tú también eres libre de elegir cómo quieres que sea tu parto. Lo más importante es que te sientas cómoda y que tanto tú como el bebé estén saludables y en un lugar seguro. Este debe ser un momento feliz, a pesar del dolor físico, para todas las personas involucradas.

Este año DKT México renovó por segunda ocasión el convenio que tiene con la Asociación de Parteras Profesionales, esta acción ha permitido capacitar a más personal de salud en la partería.

Si te interesa la partería profesional te compartimos el contacto de María Guadalupe Hernández Ramírez, presidenta de la Asociación de Parteras Profesionales: keziaferguarodri@hotmail.com

 

Referencias:

OMM, La partería en México desde el punto de vista de las usuarias, https://omm.org.mx/parteria/investigaciones/la-parteria-en-mexico-desde-el-punto-de-vista-de-las-usuarias/, visitado por última vez el 21 de abril de 2022

UNFPA, La Partería en México, https://mexico.unfpa.org/es/publications/la-parter%C3%ADa-en-m%C3%A9xico, visitado por última vez el 21 de abril de 2022

Compartir en:
Enviar mensaje whatsapp